Paris Mon Amour

Enamórate conmigo de la “Ciudad del Amor”, hoy quiero darte algunos tips para que pases unos días inolvidables en esta hermosa ciudad.

A pesar de ser una ciudad cosmopolita, Paris aún conserva ese encanto de ciudad europea antigua que todos amamos así que prepárate porque hay muchas cosas para ver, caminar por las calles de París y descubrir sus encantos es una buena idea, pero no puedes conocer todo París caminando, es realmente grande así que te recomiendo que hagas un itinerario por día y además que uses el metro para moverte con más rapidez, te voy a ser sincera, no es el metro más lindo ni el más limpio que existe pero si es muy completo, te va a facilitar tu recorrido.

Siempre me preguntan cuándo es el mejor mes para conocer la capital de Francia, nosotros viajamos en septiembre, y en mi opinión es el mes ideal para ir a Paris, el clima se presta para caminar tranquilo y sin necesidad de tanto abrigo, además el otoño, o sea el otoño, ¿quién no lo ama?

Otra de las cosas que más genera curiosidad es el hospedaje, ya sabes que nosotros somos fieles a los Airbnb y eso nos ha ahorrado mucho dinero en nuestros viajes, pero en Paris hay muchísimas opciones para todos los presupuestos, lo que sí quiero recomendarte es que busques un lugar con una ubicación estratégica (nosotros no lo hicimos), un lugar cerca de la estación del metro y de lugares icónicos sería lo ideal, y si yo sé lo que estás pensando, si hay lugares bien ubicados y con el balcón Parisino para la foto que todos soñamos.

Ahora hablemos de lo más lindo, ¿qué hacer, ¿dónde ir?

La Torre Eiffel

Obvio, voy a empezar con la Torre Eiffel, porque todo lo que la involucre es un espectáculo, verla, subirla, ver el show de luces de noche, cenar dentro de ella, etc. Es obligatorio ir a verla, de día y de noche.

El Arco del Triunfo

La foto en el Arco del Triunfo es un clásico, ¿sabías que hay arcos del triunfo en muchas otras ciudades? pero ninguno tan famoso como el de Paris.

Los Campos Elíseos

La avenida más importante de París conecta el Arco del Triunfo con la Plaza de la Concordia, es lindísimo caminarlos, son aproximadamente 2 km, nosotros aprovechamos para tomar un café de camino en la icónica cafetería Ladurée, oh por Dios debes hacerlo, te va a encantar.

Museo del Louvre

Los expertos recomiendan apartar mínimo dos horas para poder hacer el recorrido completo y en paz a este enorme museo, que es hermoso donde quiera que estés, y una de las cosas más famosas de este museo es que resguarda el cuadro de la Mona Lisa de Leonardo Da Vinci, te lo aseguro no será fácil verlo de cerca, te espera una lucha con el gentío, y en el exterior del museo están las pirámides, no te puede faltar la foto ahí.

Catedral de Notre Dame

Si te gusta el estilo gótico, tienes que conocer esta Catedral, es una joya arquitectónica. Mau aprovechó para almorzar cerca de la Catedral y probar los famosos Escargots. Todos conocemos el lamentable accidente que sufrió este lugar, pero aún se puede visitar.

Montmartre

Ahí nos hospedamos nosotros, tiene unas escaleras que son la muerte, pero es uno de los barrios más famosos de París por el estilo bohemio que conserva. Arriba, con una vista privilegiada está la Basílica del Sagrado Corazón y la calle de los artistas, ten cuidado todos van a querer retratarte, y si no te interesa hazlo saber porque si no van a querer cobrarte, también aquí fue donde Mau aprovechó para probar las también famosas ancas de rana; además es en Montmartre donde vas a encontrar el famoso Moulin Rouge, una zona poco segura así que mantén los ojos bien abiertos y tu cartera a salvo.

Palacio de Versalles

Si quieres verlo en su máximo esplendor la recomendación es visitarlo en primavera porque su máximo atractivo es el enorme jardín, ten presente que es alejado del centro de la ciudad, requieres apartar mínimo medio día.

Como te decía antes, Paris es enorme y estas son solo algunas de las cosas más icónicas, sin embargo, hay tanto que ver y que conocer que definitivamente necesitas mínimo 4 días en la “Ciudad del Amor”.

Espero que tengas un viaje encantador, un abrazo enorme, Ele.

Dra. Elena Arias