Los cambios físicos más frecuentes durante el ciclo menstrual

¿Hay días que te sientes mal, cansada, poco atractiva o adolorida sin ninguna razón? Tal vez la razón sea algunos cambios por tu ciclo menstrual.

De acuerdo con un estudio recientemente realizado, todas las mujeres jóvenes saludables registran cambios físicos en el cuerpo durante el ciclo menstrual, esto quiere decir que todo el mes tenemos cambios constantes y no solo en “esos días”.

Hoy quiero hablarte de los cambios físicos más comunes en el ciclo menstrual:

  1. Ojos cansados. Los niveles de estrógeno disminuyen la primera semana del ciclo menstrual, con esta reducción la producción de colágeno y elastina también disminuyen y afecta la piel de tus párpados y hace que tus ojos parezcan cansados.
  2. Labios resecos. Durante la menstruación se reduce la producción hormonal, por lo tanto, la humectación natural desaparece, lo cual provoca daño en tus labios, generando grietas y resequedad.
  3. Genitales irritados. En la primera semana del ciclo menstrual, la piel es más delicada y propensa a la irritación, lo cual puede resultar muy molesto.
  4. Dolor e inflamación de los pies. La elevación del estrógeno durante la segunda semana del ciclo menstrual ocasiona dolor en los pies y además en muchas ocasiones es normal que provoque retención de líquido.
  5. Cabello. Tu cabello también sufre cambios por influencia hormonal, durante la tercera y cuarta semana del ciclo menstrual los niveles de estrógeno disminuyen y aumenta la producción de sebo, lo cual se puede ver reflejado en el aumento de la grasa en tu cuero cabelludo, mientras menstruas, al contrario, es normal que este se trasforme y resulte más sensible y seco.
  6. Uñas. La próxima vez que estés en “tus días” fíjate en tus uñas, estoy segura que las notaras pálidas, quebradizas y débiles, esto se explica por la disminución en la producción de estrógenos, ah, pero cuando los niveles de estrógeno aumentan, las uñas crecen rápido y fuertes.

Conocer bien tu ciclo menstrual, te asegurará menos momentos desagradables, vas a estar mucho más preparada para enfrentar los cambios con una actitud positiva. Recuerda que las mujeres necesitamos disfrutar de nuestra femineidad y sentirnos plenas con el simple hecho de ser mujer, date uno que otro chineo y muchos motivos para sonreír.

Un fuerte abrazo, Ele.

Dra. Elena Arias